La vista y el equilibrio

Desde la semana pasada estoy yendo al gimnasio… Sí, increíble pero cierto, soy uno de esos tíos que, según CocaCola, se merece un aplauso… :D

Como estoy más quemao que la moto de un hippie, lo primero que quería hacer era perder un poco de peso y coger fondo, así que me puse en una cinta de esas de andar/correr.

Las primeras veces te encuentras un poco raro andando sin moverte del sitio, pero fijas la vista en el espejo del frente y te miras el careto durante todo el tiempo que estás ahí. Así se nota menos… Lo curioso viene luego, cuando después de media hora ahí encima te bajas y sientes un mareo… raro.

El mareo al que me refiero es a que das un pasito y parece que vas a toda velocidad… jeje!. Me hizo gracia la primera vez y me acordé de que había visto en un documental que el sentido del equilibrio no sólo usa el oído, sino que el cerebro también utiliza la vista para ayudarle a situarse. La mejor manera de comprobar esto es ponerse a la pata coja, poner los brazos en cruz y aguantar el equilibrio. Con los ojos abiertos es fácil, pero prueba a hacerlo con los ojos cerrados, verás como al cabo de unos segundos empiezas a tambalearte.

La edad influye. A partir de los 25 años el sentido del equilibrio empieza a declinar. Si estás entre los 25 y los 40 te puede costar —aunque eso depende de cada persona en concreto— y si tienes más de 40 lo más probable es que no puedas siquiera mantenerte en pie (con los dos pies en el suelo) con los ojos cerrados durante mucho tiempo.

Lo que me pasa con la cinta andadora debe ser algo parecido… Supongo que al estar andando/corriendo el cerebro supone que te estás moviendo, pero no es así, de forma que cuando te bajas de la cinta el cerebro —que ya se ha adaptado a que andes sin moverte— sigue creyendo que no te mueves y por eso tienes la sensación de andar muy rápido. Pero vamos, esta sensación se pasa en un par de minutos, en cuanto el cerebro se adapta otra vez a la nueva situación.

Acerca de SKaRCHa

Soy Antonio Pérez y esta es mi página personal. Aquí podrás encontrar de todo un poco. Hablo de lo que me gusta, de lo que me pasa o de lo que encuentro interesante… ;)

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La vista y el equilibrio

  1. davidp dijo:

    Si alguna vez te montas en un barco (de los que se mueven) y te llevas un buen rato en él, el cerebro se termina acostumbrando a ese movimiento y parece que “lo compensa”, de forma que al rato ya no te das cuenta.

    Cuando llegas al puerto y empiezas a andar sobre tierra firme, vas andando y parece que todo se mueve… y tú vas de un lado a otro como si fueras borracho. Y no, no es por la cantidad de cervezas que te bebes cada vez que das una vuelta en barco.. .:-)

  2. als dijo:

    t5odo padsa por que si

  3. leonel enrique bernate moreno dijo:

    exelente por que habl de su interes y sus opiniones acerca de el

Los comentarios están cerrados.